BAJTIN EL PROBLEMA DE LOS GENEROS DISCURSIVOS PDF

El problema de los gneros discursivos. En Bajtn, Mijal, Esttica de la creacin verbal pp. Elaborado por Omar Villarreal Salas. Las diferentes esferas de la actividad humana estn relacionadas con el uso de la lengua, que se lleva a cabo en forma de enunciados que reflejan las condiciones especficas y el objeto de cada una de las esferas por su contenido, su estilo verbal, por la seleccin de recursos lxicos, fraseolgicos y gramaticales y por su estructuracin. Cada esfera del uso de la lengua elabora sus tipos estables de enunciados individuales, a los que denominamos gneros discursivos. La heterogeneidad de los gneros discursivos es tan grande que no puede haber un solo enfoque para su estudio.

Author:Mazugar Grolrajas
Country:Cameroon
Language:English (Spanish)
Genre:Environment
Published (Last):22 March 2015
Pages:401
PDF File Size:2.88 Mb
ePub File Size:6.13 Mb
ISBN:559-7-78778-539-7
Downloads:37317
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Gusida



Es йste un gran texto de Bajtнn, donde se tratan importantes problemas. Sin embargo encontramos en йl serias ambigьedades, que quisiйramos seсalar para, eventualmente, abrir el debate. Cabe decir aquн que йste trabajo forma parte de una investigaciуn de mбs largo aliento, por lo que numerosos problema serбn solamente seсalados y otros abiertamente dejados de lado.

Si el lector es benйvolo, y nos admite йstas limitaciones, tal vez encuentre cierta justeza en nuestras afirmaciones. En caso contrario, bienvenidas serбn las crнticas. Empecemos seсalando algo sumamente importante para comprender la orientaciуn del pensamiento de Bajtнn: йl estб interesado en estudiar el real proceso de la comunicaciуn discursiva.

Este es un punto que, como sabemos, lo ubica en un plano prбcticamente opuesto a aquel en que se ubicaba Saussure. Entonces se pregunta por los factores que o bien inducen o bien determinan las similitudes. Esto ъltimo le permite ahondar sobre los criterios de observaciуn, no sin algunos problemas, como veremos. Pero no nos adelantemos o, en todo caso, aclaremos nuestras intenciones y nuestro vocabulario.

Los lectores, por lo demбs, probablemente lo conocen, dada la fama del mismo. Lo que queremos sн hacer es lo siguiente: puesto que encontramos el artнculo algo confuso y puesto que, en segundo lugar, cuando hemos hecho un esfuerzo por disipar la confusiуn se nos aparece tambiйn poco sistemбtico, creemos que es posible problematizar algunos de los postulados del mismo.

Uno de ellos es el referido en la nota al pie nъmero uno. Creemos haber encontrado un nъcleo problemбtico que nos permitirб una cierta ordenaciуn del trabajo de Bajtнn de cara a futuras lecturas, al tiempo que nos darб oportunidad de plantear una tesis distinta a la que nos propone el autor en un punto sumamente importante en la economнa del texto.

Ciertamente el enunciado tiene un estatuto ontolуgico, por decirlo un tanto pomposamente, en tanto que unidad real de la comunicaciуn discursiva. Y en ese sentido cada enunciado particular y concreto es una unidad, indivisible, individual, irrepetible e irreductible. En este sentido tiene propiedades constitutivas que enumeraremos. Diremos entonces que esos rasgos son constructivos del enunciado. Ahora podemos hacer dos preguntas que nos llevarбn a plantear un problema que encontramos en Bajtнn y que, para anticiparnos, tiene que ver con el cambio de los sujetos discursivos.

Haremos un listado de las propiedades constitutivas del enunciado en tanto hecho. O sea, en la medida en que una de estas propiedades no estй presente no podremos hablar de enunciado en ningъn sentido vбlido. Esta lista, que no implica jerarquнa, estб basada en aquellos aspectos del enunciado en cualquiera de los dos sentido, puesto que, justamente, el autor no hace la diferencia que nosotros indicamos que Bajtнn trabaja a lo largo de su texto pero que nosotros hemos extraнdo en tanto constitutivos del enunciado.

Se nos permitirб por ahora enumerar estas propiedades como constitutivas del enunciado de una manera dogmбtica. Tal vez esta exposiciуn precisarнa una mucho mayor extensiуn, pero ya hemos indicado que por le momento nos es imposible. Claro que podrнamos argumentar en defensa de estos postulados.

Pero antes permнtasenos observemos lo siguiente. Las propiedades 8, 9 y 10 tambiйn son constitutivas de todos y cada uno de los enunciados en tanto hechos con carбcter ontolуgico, de manera que tampoco sirven para diferenciarlos. Ahora bien, obsйrvese que son sуlo estas tres propiedades las que nos permiten diferenciar a los enunciados en tanto que unidades de anбlisis objetos construidos de la investigaciуn cientнfica. Esto es manifiesto.

Recuйrdese criterios de efectividad, repetibilidad e intersubjetividad. Hasta aquн entonces un punto que es el siguiente: no todas aquellas disquisiciones, idas y venidas, esbozos y especificaciones de Bajtнn son pertinentes para la diferenciaciуn y reagrupaciуn de los enunciados desde un punto de vista observacional cientнfico, muchos menos ontolуgico.

En otro sentido, tampoco son pertinentes de cara al problema cientнfico de los gйneros discursivos. Y hemos indicado en el pбrrafo precedente cuбles distinciones si lo son. Hemos visto asн mismo en quй medida esto y la distinciуn entre el plano ontolуgico y el epistemolуgico del enunciado no estбn claras en Bajtнn. Se tendrбn que admitir claro todas las propiedades que arriba enumeramos.

Empezaremos por los ejemplos. Consideremos un libro que es una complicaciуn de artнculos. Visto desde el punto de vista ontolуgico, el libro como unidad reъne todas las propiedades constitutivas del enunciado enumeradas. Dejamos al lector el ejercicio de corroborarlo Y por otro lado, tambiйn desde el punto de vista ontolуgico, cada artнculo en sн mismo, reъne todas las mismas propiedades.

Y no hay allн, en ningъn momento entre los artнculos, cambio en el sujeto de la enunciaciуn. Pasemos a un segundo ejemplo, mбs complejo. Consideremos la siguiente situaciуn. Dos amigo se acaban de mudar a un nuevo departamento el dнa de ayer. La semana pasada estuvieron discutiendo los problemas inherentes al texto de Bajtнn y no han tenido ocasiуn de volver a hacerlo pero la discusiуn quedу a medias. Y otra cosa: acб a la vuelta hay una panaderнa con unas medialunas increнbles.

Compra media docena asн tomamos mate que vuelvo en media hora. Nosotros diremos que hay allн dos enunciados, puesto que: i hay dos actitudes expresivas, claramente distinguibles. Y en esto estamos trabajando. Notas: 1 Mijail M. Nos referiremos siempre a йsta ediciуn.

Cuando se realicen citas textuales, se indicarб entre parйntesis el nъmero de la pбgina correspondiete a йsta ediciуn. Lo mismo se puede decir de las funciones de la comunicaciуn discursiva.

Propondremos una definiciуn provisional acorde con nuestro argumento. Hasta aquн el primer problema.

DS ZML SORULAR PDF

Bajtin, Mijail - El problema de los géneros discursivos

El primer criterio particular del enunciado es la posibilidad de ser contestado. Los generos discursivos organizan nuestro discurso casi de la misma manera como lo organizan las formas gramaticales. Todo enunciado viene a ser una postura activa del hablante dentro de una u otra esfera de objetos y sentidos. Por eso, cada enunciado se caracteriza ante todo por su contenido determinado referido a objetos y sentidos. El momento expresivo esta presente en todas partes, un enunciado absolutamente neutral es imposible. El estilo individual de un enunciado se define principalmente por su aspecto expresivo. Es un rasgo constitutivo del enunciado.

ARIB STD-T75 PDF

Bajtín: géneros discursivos

Es йste un gran texto de Bajtнn, donde se tratan importantes problemas. Sin embargo encontramos en йl serias ambigьedades, que quisiйramos seсalar para, eventualmente, abrir el debate. Cabe decir aquн que йste trabajo forma parte de una investigaciуn de mбs largo aliento, por lo que numerosos problema serбn solamente seсalados y otros abiertamente dejados de lado. Si el lector es benйvolo, y nos admite йstas limitaciones, tal vez encuentre cierta justeza en nuestras afirmaciones. En caso contrario, bienvenidas serбn las crнticas.

Related Articles