BAJAR LIBRO PAPAITO PIERNAS LARGAS PDF

What were the rules piegnas followed in the home regarding orphans? Delete comment or cancel. Like It Find This Book. Quick Book Search Search Advanced.

Author:Vudodal Nibar
Country:Peru
Language:English (Spanish)
Genre:Love
Published (Last):13 July 2012
Pages:110
PDF File Size:17.47 Mb
ePub File Size:6.52 Mb
ISBN:914-2-50868-849-9
Downloads:13319
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Nijind



Que haras mejor En a-pu-rar-te! Tommy Dillon, que acababa de unirse al coro, subi cantando las escaleras y su canturreo se hizo cada vez ms alto al acercarse al Cuarto F.

Haciendo un esfuerzo, Jerusha se apart de la ventana y volvi a las tribulaciones de la vida. Quin me llama? La seora Lippett, en la direccin Y creo que est Pero su tono no era del todo travieso, ya que hasta el ms encallecido huerfanito se compadeca cuando una compaera era hallada en falta y convocada a la direccin por una directora de mal humor.

Y Tommy quera a Jerusha, a pesar de que ella sola agarrarlo bruscamente del brazo y poco menos que arrancarle casi la nariz de tanto sonrsela. Jerusha march sin comentarios, pero con dos arrugas paralelas en la frente. Ser que no cort bastante delgado el pan para los sandwiches? O habrn aparecido algunas cscaras en las masitas de nuez? Puede que alguna de las damas visitantes haya visto el agujero en la media de Susie Hawthorne O quizs Slo tuvo de l una visin fugaz, y la impresin poda resumirse en dos palabras: "alta estatura".

Aquel hombre alto agitaba el brazo en direccin a un automvil que aguardaba en el camino de acceso. Al ponerse el vehculo en movimiento, los faros rutilantes proyectaron contra la pared, por un instante noms, pero bien ntida, la sombra del individuo. Y la sombra dibuj unas piernas grotescamente largas que se extendan por todo el suelo y suban por la pared del corredor.

Muy pronto, una repentina sonrisa reemplaz al ceo adusto de la muchacha. Es que Jerusha era una chica de genio alegre por naturaleza que saba aprovechar la menor excusa para divertirse. Y si uno poda extraer una pequea diversin del deprimente hecho representado por un sndico, ya poda decirse que tena suerte! Al acercarse a la direccin, muy reconfortada por el pequeo episodio, Jerusha pudo exhibir ante la seora Lippett un rostro sonriente.

Con gran sorpresa vio que tambin la directora estaba, si no precisamente sonriente, al menos afable. Su expresin era casi como la que reservaba para las visitas. Sintate, Jerusha. Tengo algo que decirte Jerusha se dej caer sobre la silla ms prxima y esper con un dejo de ansiedad.

Un automvil que parta ilumin la sala al pasar por la ventana. La seora Lippett le ech una mirada y pregunt a la muchacha: Te fijaste en el caballero que acaba de partir? Alcanc a verlo de espaldas. Es uno de nuestros sndicos ms adinerados y ha donado fuertes sumas para el mantenimiento del asilo. No estoy autorizada a revelar su nombre y l ha estipulado muy especialmente que deseaba 2 Jean Webster Papato piernas largas mantenerse en el anonimato.

Los ojos de Jerusha se abrieron de sorpresa; no estaba acostumbrada a que la llamaran a la Direccin para discutir con las autoridades las excentricidades de los sndicos. Este seor ya se ha interesado por varios de nuestros muchachos.

Te acuerdas de Charles Benton y de Henry Frieze? Ambos fueron enviados a la universidad gracias a la generosidad del seor El caballero no desea otra recompensa. Hasta ahora su filantropa se ha dirigido exclusivamente a los varones; nunca logr interesarlo por ninguna de las chicas de la institucin, por merecedoras que fueran.

Puedo decrtelo: no le gustan las chicas. No, seora murmur Jerusha, ya que al llegar la conversacin a ese punto pareca esperarse de ella alguna respuesta. Hoy, en el curso de la sesin ordinaria, se trat el asunto de tu porvenir. La seora Lippett dej transcurrir un momento de silencio; luego reanud el discurso con tono lento y plcido, exasperante para los nervios de la que escuchaba, ahora en sbita tensin. Sabes que lo usual es no conservar a los chicos en el instituto despus de los diecisis aos y que tu caso constituy una excepcin.

A los catorce terminaste aqu los estudios, y dado que tu desempeo haba sido tan meritorio aunque no siempre tu conducta, se resolvi permitir que asistieras a la escuela secundaria del pueblo. Ahora que ya ests por terminarla, el asilo no puede seguir hacindose cargo de tu mantenimiento, puesto que has usufructuado de l dos aos ms que la mayora.

Aqu la seora Lippett omiti mencionar que Jerusha haba trabajado muy duro para ganarse la pensin durante esos dos aos, que la conveniencia del asilo siempre haba tenido prioridad sobre su educacin, y que, en das como se, la hacan quedar adentro para fregar.

Como te deca, se discuti la cuestin de tu futuro y tus antecedentes. Y a fondo aadi con tono solemne. La directora volvi sus ojos acusadores hacia la prisionera sentada en el banquillo y la "imputada" puso cara de culpable, tan slo porque eso pareca ser lo que la otra esperaba y no porque recordara ninguna hoja demasiado negra en su legajo. Por supuesto, la disposicin habitual en un caso como el tuyo sera colocarte en algn empleo donde pudieras comenzar a bastarte por ti misma; aprobaste muy bien ciertas materias y parece que tu trabajo en redaccin ha sido brillante.

Dado que estuvo hablando de ti con tu profesora de retrica, hizo un alegato muy elogioso en tu favor. Tambin ley en voz alta un ensayo que habas titulado Mircoles negro. Esta vez, la expresin culpable de Jerusha no fue simulada. Por mi parte, pens que mostrabas muy poca gratitud al ridiculizar a la institucin que tanto ha hecho por ti. Si no te las hubieras arreglado para ser graciosa, dudo mucho que se te hubiera perdonado. Y tuviste la suerte de que el seor Basado en esa composicin impertinente, ofreci mandarte a la universidad!

A la universidad? La seora Lippett asinti. Este seor, despus de que los dems se hubieron marchado, se demor para tratar conmigo las condiciones, que son bastante inslitas. Debo admitir que se trata de un caballero algo excntrico. Cree que tienes originalidad y quiere educarte para que llegues a ser escritora. Jerusha senta la mente como embotada. No poda hacer otra cosa que repetir como un eco las palabras de la seora Lippett.

El futuro dir si su idea dar o no resultado. Te ha asignado una mensualidad muy generosa; yo dira que demasiado generosa para una muchacha como t, sin experiencia alguna en la administracin del dinero. Sin embargo, como l ya haba proyectado el asunto con todo detalle, no me sent autorizada para hacer sugerencia alguna.

Debers quedarte aqu este verano y la seorita Pritchard se ofreci para dirigir la compra de tu guardarropa. La pensin, matrculas y costo de la enseanza sern pagados directamente a la universidad y durante los cuatro aos que pases all recibirs, adems, una mensualidad de treinta y cinco dlares. Esto te permitir mantenerte en el mismo tren que las dems estudiantes. El dinero te ser enviado por el secretario privado de este caballero, una vez por mes, y t escribirs una carta mensual acusando recibo.

Es decir, no se trata de que le agradezcas el dinero. Tal cosa 3 Jean Webster Papato piernas largas no le interesa al seor en lo ms mnimo. Tu carta consignar los progresos que hagas en los estudios y los detalles de tu vida cotidiana. Una carta como la que escribiras a tu padres, si vivieran. John Smith y sern enviadas a nombre del secretario.

El seor no se llama John Smith, pero prefiere permanecer en el incgnito. Para ti no ser nunca otra cosa que John Smith. El motivo de que ese caballero exija estas cartas es que l cree que nada fomenta tanto la facilidad de escribir como el estilo epistolar. Y ya que no tienes familia con quien mantener correspondencia, desea que suplas as esa carencia. Nunca contestar tus cartas ni las tendr en cuenta en forma alguna. Detesta escribir y no quiere que te conviertas en una fastidiosa obligacin.

Si llegara a presentarse una situacin que hiciera imperativa una respuesta como el caso hipottico de una expulsin que espero no se presente , puedes dirigirte al seor Griggs, el secretario. Estas cartas mensuales son estrictamente obligatorias. Es el nico pago que el seor exige, de manera que debes cumplir en forma escrupulosa con ese requisito, como si se tratara de una cuenta que adeudaras.

Espero que el tono de tus cartas sea siempre respetuoso y haga honor a tu educacin. Debes recordar siempre que ests escribiendo a un sndico del Hogar John Grier.

Los ojos de Jerusha miraban la puerta con ansias. Senta la cabeza como un remolino y lo nico que deseaba en aquel momento era escapar de las trivialidades de la seora Lippett para poder pensar. Al ponerse de pie, dio un paso atrs como para probar fortuna. La directora la detuvo con un gesto. No era cosa de perderse aquella oportunidad nica de lucir sus dotes oratorias.

Espero que guardes la debida gratitud por esta preciosa fortuna que te ha tocado en suerte. No son muchas las chicas en tu situacin a quienes se les ofrece semejante oportunidad de elevarse en el mundo. Debes recordar siempre que S, seora, muchas gracias Creo que, si ha terminado usted, tengo que ir a coser un remiendo en el pantaln de Freddy Perkins.

La puerta se cerr tras ella, mientras la seora Lippett la miraba boquiabierta y con su perorata en el aire. Ayer viaj cuatro horas en tren. No es una sensacin curiossima? Era la primera vez que me suba a uno. En cuanto a la universidad, es el sitio ms enorme y desconcertante que haya soado jams.

HITRUST CSF PDF

Papaíto Piernas Largas de Jean Webster

.

GENELEC 8010 PDF

PAPAITO PIERNAS LARGAS.pdf

.

BRYAN PETERSON CORSO AVANZATO DI FOTOGRAFIA PDF

Papaíto Piernas Largas de Jean Webster

.

Related Articles